Editorial del trimestre «Género»

Durante los próximos tres meses hablaremos de género. Un tema amplio, con una historia compleja y heterogénea, muy en boga. Pero queremos insistir. Porque las ideas aún no se convierten en prácticas. Estamos en tránsito, nos estamos deconstruyendo sin definir todavía nuestras nuevas formas. Tal vez no haya porqué definirlas.

El género, en tanto, sí define nuestra manera de experimentar el mundo. A hombres, mujeres y disidencias nos toca distinto. El contexto: complejo y hostil. Una crisis. El ocaso de dos sistemas cuyos nombres, a estas alturas, nos taladran los oídos: capitalismo y patriarcado. Una era de dominación del género masculino sobre el femenino, sobre las demás especies, de peligrosa jerarquía entre lo humano y lo no humano.

Así, todo fue comprendido desde la visión masculina occidental. Con ello el concepto moderno de género: la reducción binaria del sexo. Pero la gran cultura universal no representa realmente a una mayoría. Ha sido construida desde la dominación. Y el mundo entrelaza a seres vivos, no vivos, objetos, tecnologías. Generando relaciones que nos afectan de igual manera.

Pensar el género implica abrazar todas las diferencias que lo constituyen, así como el feminismo lo hace para sí, acogiendo causas disímiles con una unidad que demuestra su fuerza. Estamos viviendo la cuarta ola de un movimiento que arrasó y puso en boca de todes una idea que se hizo tan pública como personal, potencialmente práctica.

El feminismo critica un modelo cultural, social y político, que necesita repensar la historia, la filosofía, la lengua. Porque no hay igualdad. Hay injusticia. Hay violencia. Hay rabia. En intensidades que varían según los territorios. También está lo decolonial. Como recuerda María Lugones, las mujeres negras e indígenas resisten, además, la opresión del poder contra sus comunidades, sostenedoras de órdenes sociales diferentes.

A toda opresión se opone una rebeldía, escribe Julieta Kirkwood, y la tarea del feminismo es recuperar la historia invisible. El feminismo demanda la liberación de la humanidad, no solo de las mujeres, dice Maristella Svampa. Piensa un cambio de paradigma y una regeneración del tejido humano desde una heterarquía multiespecie, en un equilibrio que el hombre blanco no ha permitido.

Chimamanda Ngozi suma que el problema del género es que prescribe cómo debemos ser en vez de reconocer cómo somos. Hace diez años nada de lo que vivimos era pensable. Pero igual, de todos modos, nos queda convertir más ideas en prácticas.

Durante estos tres meses tendremos las miradas de Camila Alegría con su revisión feminista de las vanguardias, de Valentina Gutiérrez con una curatoría de arte contemporáneo latinoamericano, de Carolina Olmedo y Carolina Martínez con selecciones de videos de artistas, de nuestres fieles colaboradores Silvana Angelini, Luis Felipe Saavedra y Martín Núñez con apuntes sobre letras, música y cine, además de conversaciones, películas, documentales, series y otros contenidos originales para compartir.

Antonia Taulis, editora de contenidos, Canal ARTV.

Imagen de portada: Claudia Gutiérrez, Al borde de la muerte, bordado sobre lana, 2010.



#Tags

+ CULTURA EN TV

AMIGXS

BIENAL DE ARTES MEDIALES / CENTRO CULTURAL LA MONEDA /ARCHIVO PATRIMONIAL USACH / MSSA / IME / UPLATV / CANAL180 / RED TAL / ARQ FILM FEST SANTIAGO / ARCA TV

ENCUENTRANOS

VTR CANAL 43
GTD CANAL 37
CLARO CANAL 126

NUESTRAS RRSS