Libros por Silvana Angelini

Hace 118 años se publicó el libro Juana Lucero de Augusto d’Halmar, escritor chileno oriundo de Valparaíso y Premio Nacional de Literatura en 1942. D’Halmar fue novelista, periodista, poeta y ensayista. En 1902 publicó uno de los libros fundacionales de Santiago y del barrio Yungay. Con una estética propia del naturalismo, retrató un Chile de desigualdades.

En el sitio Memoria Chilena se puede ver el original del libro, su portada y cómo se escribía en 1900. Muchas de esas palabras, acentos y gramática se ve vieja y en desuso. En su prólogo, que fecha el 25 de marzo de 1902, el autor afirma que su novela es sobre todo un ‘estudio social’. Este prólogo contiene la jerga y el lenguaje de ese Chile joven de comienzo de siglo, de un barrio Yungay que podría, sin dudas, ser el mismo barrio Yungay de hoy.

D’Halmar comenta en su prólogo sobre la protagonista, Juana: ‘una mujer que todos hemos conocido, pero que nadie tuvo el capricho de estudiar… si quisiéramos darles otro epígrafe más llamativo lo bautizaríamos carne de esclava’. Al terminar el prólogo, ahonda en esta idea y comenta: ‘hay infelices, tales como mi personaje, para quienes no asoma jamás un descanso ni un pedazo de cielo azul. Siervos nacen y su libertad la recuperan al perder la vida, porque la más justiciera redentora de almas cautiva es, sin dudarlo, la piadosa muerte’.

Juana Lucero, hija ilegítima de un padre aristócrata que nunca la reconoce y una madre costurera que muere prontamente, queda huérfana en el mundo. La acoge finalmente una tía, que en vez de ayudarla, la convierte en su empleada. Posterior a eso la mandan (como si no tuviese voluntad) a la casa de una amiga de su tía donde es violada por el dueño de casa. Juana conoce muy joven la explotación y la vejación. Fruto de la violación queda embarazada, rebota de un lugar a otro, infeliz y destrozada, hasta que llega a una casa de prostitución. Aquí la obligan a abortar y trabajar de prostituta.

Originalmente el libro se publicó con el título La Lucero (Los Vicios de Chile), nombre innegable de lo que quería denunciar el autor. El libro fue un hito en nuestra literatura, sobre todo porque retrataba muy de cerca a los chilenos y chilenas, sus miserias, las desigualdades, la pobreza, el abandono, los ‘huachos’ chilenos, las diferencia de trato según la clase social y la imposibilidad de cambio nacional.

El final del libro es desolador, hay un ambiente de pérdida, desamor, desazón, desigualdad y desafección. Juana Lucero, que podría haber tenido otro futuro, está condenada por su clase social, por su pasado y por un Chile cruel. La novela culmina con Juana sola y absolutamente ensombrecida: quiere dormirse para siempre, desaparecer, se ve en una ‘charca fangosa, no queda de ella sino el capullo inútil de su existencia… sueña con la hora de ser libre’. Me pregunto cuántas Juanas Lucero siguen dando vueltas aún por Santiago este 2020.



#Tags

+ CULTURA EN TV

AMIGOS

BIENAL DE ARTES MEDIALES / CENTRO CULTURAL LA MONEDA /ARCHIVO PATRIMONIAL USACH / MUSEO SALVADOR ALLENDE / IME / UPLATV / CANAL180 / RED TAL / ARQ FILM FEST SANTIAGO / ARCA TV

ENCUENTRANOS

VTR CANAL 43
GTD CANAL 37
CLARO CANAL 126

NUESTRAS RRSS